Soy traductor de Facebook y Twitter

Tú lo que eres es un poco mongler.
Reconozco que el ansia por ponernos a traducir y sentirnos útiles en el mundo laboral es algo que a mí como a mucha gente nos ha traído siempre de cabeza. Tanto que muchas veces te diriges hacia donde no deberías ir. Es ahí cuando las grandes empresas y multinacionales captan a estos pequeños individuos indefensos e ingenuos y les dan la atractiva oportunidad de traducir para ellos a cambio de prestigio en sus rankings de traductores molones, o de dinero virtual, o incluso de un icono muy monoso que poner al lado de su avatar.

Estas situaciones las tenemos con Facebook y Twitter por ejemplo. Hay muchos traductores que predican de manera muy gustosa su aportación en que estas dos plataformas tengan mejor calidad de traducción (he de reconocer que yo en Facebook caí), sin embargo ahora planteo una duda: ¿acaso son multinacionales pobres que no pueden pagarse un equipo de traducción adecuado que lo han de ir mendigando? creo que la respuesta es bien obvia.

Aún así siempre oímos eso de que traductores no somos solo al final de la carrera sino también durante, pero aún así no tenemos clientes... bien, pues para esta gente les recomiendo muchas otras plataformas que muy agradecidas aceptarán vuestra ayuda y además, puede que incluso en alguna ocasiones os den hasta un certificado de horas trabajadas de manera voluntaria para ellos.

A continuación os ofrezco varias alternativas que os pueden venir bien para practicar e ir metiendo cabeza en el mundo del traductor no remunerado pero que genera buen karma.


  • Voluntariado en proyectos con ONG y asociaciones:
¿Os habéis planteado que en vuestra ciudad o barrio puede haber alguna ONG o asociación que necesite vuestra ayuda? Hay gente que no tiene tiempo o recursos y aporta dinero, pero vosotros podéis aportar comunicación.

En muchas localidades también existe lo que se llama el banco del tiempo, puedes encontrar la más cercana y aportar tu granito de arena. Si no sabéis muy bien lo que es, en pocas palabras es un sistema de intercambio de servicios por servicios o favores por favores. Tú le prestas tu tiempo a alguien como traductor o intérprete y alguien te lo prestará a ti para cualquier otra cosa que necesites.

Por último también recomiendo visitar la página hacesfalta.org donde se publican muchos proyectos de voluntariado en los que poder participar. Hace falta crearse un perfil con intereses y cosas en las que puedes ayudar y participar e ir enviando mensajes a las asociaciones que pidan voluntarios para sus traducciones. 

Luego hay otras ONG que buscan normalmente traductores o intérpretes y a las que podéis acceder e intentar contactar con ellas para prestar vuestros servicios voluntarios. Algunas de ellas son: Babels, Free Software Foundation Europe, Global Voices, Human Rights Edutation Associates y Translators Without Borders (aunque aún no he conocido a nadie que haya pasado su criba). También existe un voluntariado de las Naciones Unidas muy interesante en el que se puede participar: UNV.

  • ¿Eres más de audiovisuales?: TED
TED: Ideas worth spreading es un proyecto de difusión de ideas y conocimiento que tiene poco tiempo de vida. A pesar de ser un poco niño en comparación con grandes y ya bien constituidas como Wikipedia, está cogiendo cada semana más y más fuerza y no dudaría nada en que se convirtiese en una buena institución propulsora y propagadora del conocimiento. Su mecanismo de conocimiento es la difusión de vídeos de conferencias cortas de una duración de 20 minutos aproximados en distintos idiomas, principalmente el inglés y ahí es donde entráis vosotros.



TED es una entidad que quiere una difusión máxima de estas ideas y este conocimiento, por eso mismo siempre necesitan subtitulaciones de sus micro-conferencias a muchos idiomas. Para poder participar habría que crearse una cuenta y luego participar en sus proyectos en el tiempo que se pueda. Además te dan muchas facilidades y puedes aprender mucho tanto profesionalmente como de conocimiento general.




Espero que todo esto os haya hecho que pensar realmente a quién queréis ayudar, si a grandes multinacionales con dinero suficiente para contratar a los traductores más especializados, o a organizaciones que pretenden cambiar el mundo.

Yo tuve la suerte de poder acceder a un gran proyecto con una ONG que encontré por la web hacesfalta.org En mi caso os puedo decir que la experiencia que tuve con la ONG Plan fue fantástica pues no solo supe que hay gente que tiene ganas realmente de mover el mundo, sino que además también colaboré para que pudiesen moverlo. Así que os invito a que todos aportéis ese granito de arena en la montaña adecuada.

5 comments

Nimbusaeta | 27 de mayo de 2013, 10:13

Iba a preguntarte si con bancos de tiempo te referías a cosas como Kroonos y descubro que ha desaparecido :S no se me había ocurrido mirar ahí.
Por otro lado está etece.com, con una sección de traducción (dentro de "expertos"), que no lo he probado pero tiene pinta de funcionar bien. Bueno, esto no es voluntariado, aquí pagan :P
Yo ya me siento algo tontaina poniendo que traduzco para TEDTalks y para webs de subtítulos, porque es donde más experiencia he conseguido, como para poner Facebook o Twitter :S Estoy de acuerdo en que si se conocieran más otras opciones como estas no se optaría tanto por aquellas, que no se merecen la ayuda desinteresada.

Inés Alcolea Llopis | 28 de mayo de 2013, 4:14

Muchas gracias por el comentario.
Con lo de los bancos de tiempo me refería a por ejemplo esto: http://bancodeltiempo.sanjavier.es/ no sé cuál es Kroonos, la verdad.
Y toda la razón en ayudar a quien realmente lo necesitan, la ayuda desinteresada siempre es algo de agradecer pero siempre cuando se destina bien.

Gracias por tu aportación :)

Elvira | 22 de junio de 2013, 4:54

Tienes toda la razón. Si nosotros no le ponemos precio a nuestro trabajo, que es solo para esa persona, que no le va a servir a nadie mas, porque es personal . quien lo va a poner el que te contrata. Besos

Jorge Ed. García Peralta | 9 de julio de 2013, 12:37

Maldición he dado mi trabajo sin recibir nada a cambio me siento como una vil vagabunda... o peor pues no he cobrado.

Inés Alcolea Llopis | 28 de julio de 2013, 5:32

Hola, Jorge:
Gracias por tu comentario. Me gustaría establecer una diferencia entre trabajar como voluntario para aquellas organizaciones sin ánimo de lucro que no puedan costearse un traductor y trabajar gratis para otras que puedan costeárselo pero no quieran porque lo ven innecesario. Si valoras tu trabajo tienes que hacer que el resto también lo valore y dejándote explotar no es una forma. Yo, por ejemplo, he trabajado gratuitamente para ONGs que no podían pagar un traductor y no me siento una vil vagabunda, de hecho me siento muy feliz con mi acción.

Un saludo.

Publicar un comentario